Secciones En la Mira

Online, off life

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Hoy es innegable que la tecnología está marcando el rumbo de nuestra vida, en especial de nuestra interacción con el mundo, tanto personal como laboral, ya que se ha convertido en el medio clave para el desarrollo profesional,  [ihc-hide-content ihc_mb_type=”block” ihc_mb_who=”unreg” ihc_mb_template=”3″ ] la difusión e impacto empresarial, así como silenciosamente ha ido marcando la pauta de nuestra vida social.

El mundo de la tecnología no es fácil de analizar en un tiempo específico, sin parecer al corto tiempo obsoleto en contenido y relevancia. La rapidez con la cual se transforma el mundo TI (tecnologías de la información) supera cualquier intento de tomar como actual, algo que mientras se analiza está inevitablemente cambiando, mejorándose a sí mismo, convirtiendo en viejo lo que hace apenas 12 meses era novedad. Es en definitiva una carrera desleal la que se vive desde el terreno del usuario y el desarrollador de este mundo virtual, una carrera que sin darnos cuenta la comenzamos a correr hace no muchos años y que tiene una meta incierta. En definitiva una carrera para la cual nadie nos preparó.

Es importante no dejar de hacer un esfuerzo para atender y entender lo que hemos experimentado desde el momento que comenzamos a utilizar en nuestro vocabulario palabras y términos como teléfonos celulares, internet, correos electrónicos, redes sociales, video llamadas y finalmente todo en portátil en la palma de nuestras manos al mudar a teléfonos inteligentes. El antes y después del WiFi que hoy es parte de nuestro ecosistema ordinario de vida, lo que ha reducido a zombies tanto a líderes de gran potencial como a familias enteras. Todo lo anterior, mientras más tiempo pase provocará una brecha que difícilmente nos permitirá después recordar con exactitud lo que detonó esta era digital en la historia de nuestra sociedad, una era Smart, en donde los menos Smart hemos sido los usuarios ya que por la rapidez de este fenómeno tecnológico-social no vemos el momento de remontar y sentirnos nuevamente en dominio de nuestro tiempo y destino.

Estas líneas no intentan transmitir predisposición, alarma o confrontación alguna con la tecnología, es un ejercicio de reflexión personal, un tema de equilibrio, de sano control y balance, aspectos en los que hoy es evidente estamos fracasando, pues nos dejamos seducir por un mundo que lejos de ponerlo a nuestro servicio se ha convertido en una discapacidad que está atentando contra el verdadero desarrollo social de nuestro entorno como seres humanos. Basta con levantar la vista y observar en las calles, aeropuertos, restaurantes, escuelas y hogares, ¿dónde están predominantemente las miradas?

El ser humano hoy no concibe una vida sin el soporte de la tecnología, pero la realidad no radica en esa dependencia, radica en la conectividad que nos ha cautivado al tener aplicaciones que nos permiten controlar los procesos de nuestra vida laboral, y a su vez se han convertido en pilar de nuestras relaciones sociales, siendo en muchos casos el eje rector de nuestra vida personal.

Hoy debemos hacer un balance personal del nivel de dependencia que existe en nosotros y nuestra vida ON LINE, es oportuno y nunca tardía toda acción que nos ayude a retomar hábitos persona a persona, tanto en la empresa como en la vida social. Excusas hay muchas para seguir cómodos en un confort que nos hace sentir más dinámicos pues nos provoca una falsa sensación de bilocación al estar en varios lados sin a la vez estarlo, ausencias que cobrarán un costo alto tanto en nuestras empresas como en nuestras familias, pues esta conducta se replica inconscientemente en todas nuestras relaciones. Una versatilidad imaginaria pues en el fondo sólo abona a volvernos más sedentarios, ajenos y utilitarios.

Nosotros somos seres sociales, no de redes sociales, seres de dones extraordinarios, de infinita creatividad, hechos para mirar, tocar, hacer sentir y crear momentos dotados de autenticidad que impacten en la vida de nuestros colaboradores y familiares. Usemos la tecnología, pero con verdadera madurez, esa que te permite identificar qué contenido te hace crecer y cuál solo te distrae o contamina. Usemos la tecnología pues es una herramienta más a nuestro servicio, no en sentido contrario, ya que ninguna App podrá nunca igualar lo que provoca un abrazo, una mirada, una sonrisa, ni software que logre explotar mejor que nosotros nuestro verdadero potencial y descifrar el verdadero sentido que tiene nuestra vida.

[/ihc-hide-content]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir
Mauricio Castillo
Conferencista | Fundador de PowerMentoring de México.